jueves, 4 de marzo de 2010

LAS TERTULIAS POSTCURSO DE GESTIÓN

Hoy no ha sido el día típico en el que me he refugiado en el jardín, ha sido distinto y especial porque he quedado con unos compañeros de ese Curso que supuso un antes y un después , el lugar aunque el mismo siempre es diferente porque cada uno lleva y aporta algo novedoso, nadie está igual ni tampoco se siente igual, por lo tanto hasta el sitio cambia de color, es acogedor, luminoso, con amplios ventanales, y la decoración es relajante, estamos tranquilos , en el exterior y a través de la ventana podemos escuchar como las gotas caen a ritmo de notas musicales sin alterar nuestras conversaciones, muy interesantes por cierto y como siempre echándonos en falta.
Nos resulta fácil entablar el diálogo, aún siendo de diferentes ámbitos, incluso no de la misma competencia profesional, fluye la palabra, reina ese compañerismo que día a día pudimos entrelazar en ese curso que una vez más ha sido y será el motor de nuestros encuentros.
Con el primer vino nos acercamos a ese mundo maravilloso y al que tanto tiempo dedicamos como es la sanidad, Leire a modo de exclamación comenta ¡os echaba de menos!, lo he pasado mal, momentos duros............, tenía ganas de intercambiar ese calor, esa compresión que suele estar sin casi hablar entre los que somos y demostramos ser compañeros.
Amaia está sorprendida al escuchar que había un premio de fin de curso, la verdad es que no todo el mundo supo de dicho premio, no estábamos todos juntos, prestábamos atención pero quizás no es tanto el premio como el resultado de esta unión, se comenta que, las notas están llegado con mucho retraso, Olaia alega que en su hospital quizás por estar en otra margen llega más tarde, ella se siente apta y con buena nota, entretanto van llegando a ese encuentro el resto de compañeros, Josune dice que, a su hospital ha llegado otro diploma y no el de ella, un poco de desconcierto al final, este Curso de Gestión ha resultado ser un poco desigual.
Xabi, no acaba de comprender porque al compañero X le han puesto buena nota , Xabi hizo un trabajo muy innovador e incluso para implementarlo a medio plazo, pero no hay en este momento recursos económicos y "quizás ganas", en fin, que a veces no todo está en los resultados, porque cuentan otros aspectos como los que valoramos nosotros, nos sentimos unidos y reconfortados por disfrutar de esta compañía que de vez en cuando nos supone un alto en el devenir de lo cotidiano, entre pacientes, papeles, almacenes, despachos, albaranes, quirófanos, etc.…………..
Miriam viene esplendida, con una imagen estupenda, ¿serán las gafas?, acaba abrumada por tanta mirada agradable hacia su persona, esta vez hemos dejado mucho tiempo en reunirnos alrededor de una mesa aunque la mesa sea alargada………………
Ya estamos todos y pasamos a disfrutar de la comida, porque eso sí que es para poner nota, armoniosa, vistosa y sobre todo muy sabrosa, teníamos hambre ,estaba buena, Miriam dice: ¡muy buena ¡, resulta ser distendida y eso favorece a que poco a poco broten con espontaneidad ciertos comentarios en los cuales interviene en mayor o menor medida unos y otros, Leire siempre habla un poco de más, le gusta hablar aunque a decir por lo escrito también parece que le guste escuchar, se tiene sentido del humor en el grupo y eso nos proporciona risas, algo que se echa de menos cuando se vive entre tantos pacientes, papeles, almacenes, despachos, albaranes, quirófanos, etc.…………,nos vamos conociendo y eso nos da libertad a mostrarnos tal cual.
Sentados no nos vemos todos, lo que provoca que en el diálogo no nos podamos implicar como nos gustaría, juega un papel importante la disponibilidad de la mesa, nos hemos juntado como si hiciera frio, no es el caso, existia un calor natural, pero la voz a veces se iba, hacia un lado u otro, dependía del sitio, no nos oiamos del todo bien, en lo esencial la participación ha sido buena, a Leire le ha sonado raro escuchar como decían que, los residentes ya no usan tanto los protocolos, va a ser verdad que todo ha cambiado y hasta la gestión de camas nos da algún que otro quebradero de cabeza, aunque la representación en lo comentado ha sido divertida…………….Olaia nos ha recordado alguna escena cercana en relación a las altas de los pacientes, la vida en directo de ese gran hospital como si de una ciudad se tratará es apasionante.
Aitor es más callado, Leire hoy le ha echado de menos porque no ha estado tan cerca como otras veces, los asuntos “politiqueros” no se han podido tocar tanto porque la distancia de ambos impedía entrar en debate pero teniendo el hilo de lo dicho en la última tertulia nos hemos dado cuenta que la situación actual es similar a lo de aquella ultima reunión donde ya visualizábamos por donde podían deparar los cambios, bueno ,esto lo hemos dejado un poco de lado y hemos ido a lo más cercano como es la vida real y en directo de nuestro día a día.
La tecnología ha acaparado parte de ese tiempo tan bonito donde nos hemos explayado, Nagore no daba crédito a como la factura de su móvil del mes pasado podía haber supuesto tanto coste, llamando a sitios internos del trabajo y entre personal del mismo lugar, ¡asombroso! decía Pilar eso no puede ser, ¡que coste!, te dan un móvil en el lugar de trabajo, pero se supone que el coste entre llamadas internas es económico, Nagore insistía en que no le va volver a suceder, va a controlar y hará una optimización del gasto, pero de eso según Esti se debiera responsabilizar la empresa, no puede ser que uno mismo al que se supone que le tienen localizado este mirando también las facturas, cuando se selecciona una compañía para una empresa grande se supone que será porque tiene ventajas, ¡todo un debate! ,hemos tenido un coloquio como si realmente nuestro trabajo fuera la venta de la telefonía móvil, quizás la intención ha sido ver cómo podíamos gastar menos pero eso en parte supera nuestras competencias. Xabi, alega que el móvil a nivel interno se usa porque a veces te permite moverte e ir haciendo actividades pero claro si supone tanto dinero y encima nos enseñan las facturas, en la foto sales un poco movido, y no nos gusta salir movidos ,como mucho algo torcidos, risas.
Nekane no ha podido reunirse en esta tertulia del Curso de Gestión, nos hubiera gustado contar con su presencia, no obstante se ha sentido su cercanía, al poco hemos vuelto a retomar un tema que salió de forma solapada pero tomo mucha ,pero mucha fuerza,” la limpieza”, Esti de nuevo con la limpieza del hospital , un hospital que es grande además de bonito, es como Bilbao, ¡bonito!, todas coinciden , paran a la vez, ni quirófanos , ni urgencias, ni partos,............ la limpieza se pará para tomar el café, son derechos y lo que más ha sorprendido a Leire es que pueden salir a cobrar la nomina, exclama sin dar crédito : ¡pero si estamos en el siglo XXI !, insiste ¿no hay limpiadoras?, es como si todo volviera aquel tiempo donde no existía ni este medio ,ni el móvil, ese móvil que nos ha dado un rato de alegría.
Cuando la tarde se iba oscureciendo y la lluvia era algo más suave, después de nuestro café hemos repasado momentos, aquellos días, esos lugares que representaron el estar en el último Curso de Gestión, ¡que periplo! ,aquí, allí, solo por eso la nota debiera haber sido más alta, fue el curso del cambio de clase, lugar, pueblo, otro cambio, etc., al final no parece importarnos mucho, nuestra compañera Nagore ha sido la animadora ,al comenzar la comida y como si de arte de magia se tratará ha sacado casi de la chistera unos cuantos diplomas con todos los nombres y ¡sorpresa! , el diploma no era un papel cualquiera, era muy valioso, no era una nota pero si un reconocimiento a nuestro saber estar y ser, somos compañeras y según consta en ese título hemos sacado sobresaliente por eso, por ser unas buenas compañeras.Nekane hubiera disfrutado como lo hemos hecho nosotros, algunos han opinado que quizás sería demasiado ponerlo en un marco , pero todos hemos coincidido en que como despedida si sirve porque supone un lazo de unión para la siguiente tertulia que no será igual, porque el lugar aunque el mismo siempre es diferente ,cada uno lleva y aporta algo novedoso, nadie está igual, ni tampoco se siente igual, por lo tanto hasta el sitio cambiará de color, resultará acogedor, con amplios ventanales y la decoración será muy relajante, pero..... ¡No será igual! , Olaia, como postre pronto nos invitara a conocer a su niña, abrirá sus ojos al mundo para ver y escuchar estas tertulias, casi cuando volvamos de nuevo a quedar, entonces la pequeña Leire nos deleitará con sus sonrisas y nuestro mundillo, pasará a un segundo plano, ¡bienvenida pequeña Leire!
Miren E. Palacios
Bilbao a 4 de Marzo del 2010

2 comentarios:

Rosa Blanco dijo...

Bueno Miren, me has dejado con la boca abierta, lo de escribir se te da genial, lo de poner nombres falsos sera por lo de la confidencialidad,¿no?, has descrito la tertulia con todo lujo de detalles.
y ya que me pides que sea critica, mi comentario es que cuando el tiempo es un recurso que escasea, por lo menos para mi, a veces el ver artículos demasiado extensos te puede dar pereza empezar a leerlos, perdiéndote la gran riqueza que entrañan,por otra parte.
gracias por la invitación, seré tu seguidora fiel.

caringcaring dijo...

La confidencialidad es importante, creo que nos vemos reflejados con esos nombres, a veces me lio con la escritura,me pongo ............y me ............, intentaré decir lo mismo pero algo más breve.Mil gracias, guapa.